¿ERES UNA MUJER SOLTERA QUE SE SIENTE SOLA, QUIERE PAREJA Y LA QUIERE PARA AYER?

AQUÍ HAY ALGUIEN QUE TE COMPRENDE MUY BIEN:

foto8blanco3 (1)

Y si sigues leyendo vas a saber por qué.  

, que estás sentada sola en el sofá que te gustaría compartir con tu chico, que cada día te gustaría que la cena fuera para dos, ¿quieres ser la protagonista de tu película (tu vida) y conseguir al chico?

¡Pues a por ello! Yo voy a ayudarte en el primer paso, con un material gratuito que he preparado específicamente para que te pongas en marcha en esa dirección.

Descárgate mi training y tendrás unas potentes herramientas para conseguir confianza en ti misma y en encontrar pareja.

CÓMO PASAR DE VÍCTIMA A PROTAGONISTA (porque tú eres la que tiene que ir a buscar a su príncipe azul)  EN 4 PASOS

Un training que te ayudará a conectar mejor con los demás y a saber qué hacer para encontrar pareja.

Vas a conseguir:

Saber cómo te afectan los pensamientos

Comprender que en cualquier situación puedes elegir qué pensar y cómo sentirte

Saber qué tienes que hacer para ser protagonista de tu vida y al fin conectar con los demás y encontrar pareja

Una potente herramienta para incorporar a tus rutinas y que te encaminará a conseguir tus deseos

No tener pareja es una mierda. Estás sola. Llegas a casa y nadie te ha hecho la cena. Aunque no es la cena lo que te importa, lo qeu te importa es la sensación; esa sensación de tristeza y desamparo.

Y al día siguiente, que no trabajas, irás a dar un paseo. Sola otra vez, sin tener un novio al que decirle qeu te apetece estar sola.

Has quedado con tus amigas; todas tienen novio. Algunas incluso niños. Y solo el pensar en escuchar esas conversaciones sobre parejas y recordar la frustración que sientes porque tú no la tienes… Se te quitan las ganas de salir con ellas.

¿Sabes qué? Tengo una buena noticia para ti

Eso pasará. Y llegarán tiempos mejores. Tiempos con pareja. ¿No te lo crees? Pues escucha:

Yo he pasado por lo mismo. Cuando, hace años, sufría momentos de extrema angustia (lee más abajo si quieres saber el motivo) pensaba, “esto tiene que servir de algo”. 

Sirvió.

Para convertirme en una persona  más fuerte, ver el sentido de la vida y tener claridad sobre lo que quiero y quien soy; para conocerme a mí misma. 

Luego surgió el deseo, la decisión, de aplicar lo que aprendí para ayudar a los demás; que sirviera para allanar el camino de otras personas y ayudarlas a ser más felices y conseguir sus objetivos, sobre todo si lo que buscaban, como yo, era encontrar pareja. Y a esta decisión me agarraba en los momentos malos. Ahora los momentos malos (porque con pareja también los hay) pasan en un rato. Y quiero que así sea para tí.

Me costó llegar al punto de darme cuenta de que yo puedo ayudar a otros pero ahora que lo he conseguido me siento imparable.

Mi experiencia sumada a mi formación (tanto académica como autodidacta) garantiza que soy una profesional preparada para ayudar a personas que están pasando lo mismo que tú.

Tu vida. Tu sufrimiento. Te lo puedes tomar como tu reto. Como un juego incluso. Un juego en el que vas a vivir un viaje; el viaje del héroe. Puedes diseñar tu vida como si fuera una película, la que te guste. Y todos sabemos que en las películas hay obstáculos, problemas y sentimientos oscuros. Los hay, los habrá y los superarás.

Imagina salir a la calle con la confianza de que en cualquier momento te encontrarás con el chico de tu vida. Imaginate en el sofá en el que estás sentada con los pies encima de las piernas de tu chico. Salir de paseo con él o decirle que ese día quieres pasear sola…

En este training gratuito te doy algunas claves para que empieces a vivir tu película

¿Quieres saber más?

Soy alguien que pasó de estar convencida de que nunca tendría pareja, a convencerse de que la tendría y a materializar esta idea. .

¿Quieres saber cómo? Empezaré desde el principio:

Cuando tenía tres años decía que no me iba a morir nunca, que iba a tener muchos amigos y que iba a conocer todo el mundo. Esa niña sabía mucho más de lo que yo sé.

Después se me olvidó quién era y qué quería.

Empezé a dar tumbos por la vida.

Sufrí bulling en la escuela y eso marcó la trayectoria de mi vida. Al principio para sufrir mucho, años después para aprender y “ser” quien “soy”. Decidir qué quiero.

Durante los años escolares, que fue lo que duró el bulling, lo único que quería era terminar y marcharme de allí. Al mismo tiempo me evadía con la lectura y el estudio. De modo que sacaba muy buenas notas y además me convertí en una gran lectora.

Luego llegué al instituto. La idea que tenía en mente era hacer amigos y tener novio. Salió mal: No tenía capacidad para relacionarme con los demás.

Desde entonces todo fue hacia abajo. Mis esfuerzos por socializar y conseguir novio me hundían cada vez más en el pozo donde había caído, en vez de darme los resultados deseados. Durante años viví en el sufrimiento y la desesperación. Pasaba grandes épocas sumida en la depresión. ¿Entiendes ahora lo de extrema angustia?

Un día conocí a alguien.

Era un chico. Era gay.

Fue una de las personas más importantes de mi vida.

Creyó en mí. Vio dentro de mí. Notó lo que me pasaba. Se dio cuenta de que yo no me sentía atractiva; de que yo no tenía ninguna autoestima. Me vistió, me maquilló y me dijo palabras que hicieron que mi autoestima comenzara a mejorar. Me ayudó a ver mi belleza tanto interior como exterior. Y a partir de ahí comencé a sentirme bien conmigo misma y comenzó a subir mi amor propio.

Esta persona junto a un libro de desarrollo personal que se “cruzó” en mi camino y me hizo comprender muchas cosas sobre mí misma, fueron el detonante que hizo que mi vida cambiara.

No fue un camino de rosas, no fue la solución mágica. Después de aquello tuve que seguir trabajando mucho, para creerme merecedora del amor. Pero fue el inicio de un camino que me llevó a quien soy ahora.

Tras muchos bajones y fracasos, aprendí a aceptar mi vida como era y eso me llevó a apreciar la vida, las pequeñas o grandes cosas que la componen. Y cuando supe que podría ser feliz sin pareja, la encontré.

Como yo digo: una película con final feliz (de los de comer perdices, no de los otros; bueno de esos también 🙂

Me veo capacitada a acompañar a otras personas a conseguir lo mismo, y por eso he elegido encaminar mi actividad profesional a ayudar a personas que estén en esta situación.

Me formé como coach en EMOCIONA, academia reconocida por la ASESCO. Esta formación sumada a los cientos de libros que llevo leyendo (y poniendo en práctica) desde hace muchos años sobre desarrollo personal, Inteligencia Emocional, Programación neurolinguistica, Mindfulness, etc. me convierten en la profesional ideal para acompañarte en tu proceso.

Quiero ayudarte a diseñar tu viaje, tu película, tu final feliz. Un final que será el comienzo de otra película.

Subscribe To Our Newsletter

Subscribe To Our Newsletter

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

Política de privacidad

You have Successfully Subscribed!